BUCHON VALENCIANO

 

Son animales vivos, nerviosos y con temperamento, con un vuelo largo incluso alto en ocasiones. En vuelo sin pieza o a la busca de ésta, se alisan con una rapidez de desplazamiento considerable; en cuanto consiguen alcanzar la pieza parecen otros animales: vuelo lento, marcadas, viajes, planeos, trasteos, con un buche más o menos grande. Para ser unos animales agresivos con sus compañeros o competidores, son un amasijo de cariño con la pieza a cazar. Su trabajo es lo primero, llevándoles, si es preciso, varios días en tener éxito.

En cuanto a forma son anchos en su madurez, pues de pichones no tienen un excesivo atractivo, sino más bien descompensados. Las carúnculas desarrolladas son grandes, sin perder la característica de corazón o triángulo redondeado. En algunos casos no llegan a juntarse, teniendo una raya entre ambos lados. El ojo es de color rojo fuerte o naranja, sin un ribete ocular demasiado aparente o grande, aunque doble o semidoble suele ser claro. En animales expuesto al sol puede coger tonos grises o rosados, sin ser demasiado fuertes. El pico es fuerte, de tamaño medio y va desde el color hueso hasta el negro.

La cabeza es acarnerada; hay ejemplares que llegan a tal extremo que, entre acarnerada y ancha hacen un conjunto peculiar, pareciendo tener mal genio (cabeza de toro). El buche es grande y algo colgante dando lugar, en algunos ejemplares a que lo partan con una raya al centro del mismo; es redondo con una ligera apariencia a bolsa, su arullar es bajo sin tener que tocar nunca el suelo.

Arrastran mucho la cola en acometidas constantes, que más bien parecen que barren el suelo. No dudan en atacar a cualquier oponente, aunque sean compañeros de palomar.

De patas medias y potentes, limpias de plumas, aunque hay ejemplares que en los codillos tienen algunos pulmones pequeños.

En cuanto a los colores de pluma son preferibles los azules, mascarados, toscados, ahumados y morachos, aunque después de estos los más conocidos fuesen los rojos, bayos, marrones, y toda la gama de estos con blanco, plumas, aliblancos, gabinos, pintos, etc...

Aspecto general: Palomo de tamaño medio, ni grande ni pesado, con un peso que oscila entre los 400 grs. Silueta de apariencia triangular, ligeramente alargada, vista desde todos los planos menos el frontal.

Palomo horizontal en posición de arrullo y vertical en posición de envestida, barriendo con la cola abierta.

De  carácter vivaracho, alegre, altivo, desconfiado, arrogante y voluntarioso.

Es seductor por naturaleza y muy perseverante. En algunos casos, cuando quiere cerrar presa adopta el sexo que en ese momento le interese, por lo tanto es polifacético. Dulce y meloso con las hembras o perdidos, pero agresivo con los posibles competidores. Es tenaz en persecución y muy territorial. Posee instinto de conservación, no apeando en palomares ajenos o lugares sospechosos.

Cabeza: En forma de almendra, sin despreciar a los que tengan la frente algo más recta. Podía denominarse también como una elipse.

Cuello: Tamaño medio, de aspecto ancho y fuerte  con brillo hasta casi la cabeza.

Pico: De aspecto robusto y fuerte, no es ni largo ni gordo en exceso. Casi recto, ligeramente curvo con la misma línea que la cabeza. El color es variado y va desde el color hueso al negro pizarra, según el color del plumaje. Nunca pico de loro ni de piñón.

Ribete: Colores claros, predominando el blanco, paja, rosas o grises, ninca negro ni rojo. Circundado por el doble ribete  fino.

Ojos: Limpios y brillantes. De color rojo o anaranjado fuerte.

Carúnculas: En forma de corazón, con su base plana o semicurva, nunca redondas, guardando proporción con el tamaño de la cabeza. Blancas y lisas, aunque en ocasiones con una ligera separación entre ellas. Las verrugas suelen aparecer con el tiempo y no a todos los ejemplares, por lo que no se tiene que valorar para la puntuación.

Plumaje: Son permitidos todos los colores, tanto los tonos negros (negro, moracho, azul, toscado, ahumado, etc.) como los rojos (rojo, bayo, rosado, pelo rata, etc.) y todas sus variedades con mezcla de blanco (plumas, aliblancos, gabinos, curros, pintos, etc.). Se valorará el estado de la pluma, nunca el color de ésta.

Buche: Mirándolo de frente tiene la apariencia de una gota de agua (ligera forma de pera). En algunos casos está partido por una tirilla que sobresale de la base del cuello y se hunde conforme desciende al final del buche. Si lo observamos por el dado parece también una esfera, partida por la mitad, nunca plana. Ni descolgado ni levantado y es proporcionado al palomo. Recogido durante el vuelo, pero evidente durante la postura.

Patas: Son robustas, con dedos cortos. Están limpias de pluma desde el codillo hasta las uñas. De color rojo o rojo amoratado. Con uñas cortas y fuertes. Según el color del plumaje será el color de las uñas.

Cola: De 12 a 14 plumas. Es plana y con una base ancha y “hojaldrada” en posición de arrullo.

Albardilla: Ancha y plana. Grifa o eriza la pluma en estado de celo y embestida.

Alas: Paralelas a la cola. En algunos casos abiertas, pero nunca caídas o gachas. Apoyadas al borde de la cola, pero sin sobrepasar el extremo de la misma. Con plumas anchas y 10 plumas de vuelo.

 

CARACTERÍSTICAS DE VUELO

 

Son animales vivos, nerviosos, con temperamento y con un vuelo largo incluso alto en ocasiones. En el vuelo sin pieza o la busca de esta, se alisan con una rapidez de desplazamiento considerable. En cuando consiguen alcanzar la pieza parecen otros animales: con un vuelo lento, marcadas, viajes, planeos, trasteos y con un buche más o menos grande que no colgante.

Son animales agresivos con los compañeros o competidores, pero un amasijo de cariño con la pieza a cazar. Su trabajo es lo primero, empleando el tiempo necesario (cabezones o constantes) llevándoles, si es necesario, varios días en tener éxito.

Describimos algunos detalles en su comportamiento que es sinónimo de más o menos casta y que interesa tener en cuenta a la hora de valorar las puntuaciones.

•Cuando pasan por encima de su casa palmean con evidente sonido señalando donde es.

•Algunas veces, después de palmotear y hacer el ángel, se clavan en un picado directo al cajón, con motivo de llevarse a la pieza más directa a casa.

•Es muy común, cuando les sigue la pieza, comenzar haciendo ochos grandes en el aire (para despistar y ver si les obedece) pasando incluso por encima de casa sin hacer parada.

•Cuando la competencia es excesiva apean la pieza en lugares cercanos, para evitar competencia y tener más tiempo a solas con ella (encariñarse).

•Son animales esquivos, por lo que las paradas en zonas desconocidas les inquieta y muchas veces prefieren sobrevolar a la pieza que parar con ella.

•En algunos casos, sin el lugar es alto y poco accesible, se recrean con la pieza e incluso llegan a hacer noche con ella y al alba comenzar con los trasteos y viajes para llevársela.

•Cuando la pieza para en un árbol, lo más normal es que sobrevuele el mismo constantemente, parando alguna vez, pero es más frecuente que lo haga en alguna azotea o en el suelo, sacando sonoros trasteos y viajes para acentuar su contenido.

•Su postura en el vuelo no deberá nunca de ser vasta o pesada; la cola plana o ligeramente puntuada; las patas recogidas y la cabeza por delante y alta, pero sin quebrar el cuello como si le pesase el buche.

 

ESTÁNDAR DE VUELO

 

POSICIONES EN VUELO

Cabeza: Estirada y recta hacia delante, guardando proporción con el cuerpo. Nunca levantada, solo la gira para ver a sus competidores o a la pieza.

Cuello: Formando un ligero ángulo abierto pero sin crear chepa o descolgamiento, actos que afean a su figura o darán fe de posibles cruces.

Buche: Que no sea excesivo ni tampoco descolgado, de tamaño medio y en forma de pera algo redondeado. Los ejemplares tienen que guardar su armonía con el total del cuerpo.

Alas: Normalmente con 10 plumas de vuelo, algo cóncavas en posición elegante y pausada, suelen curvar las puntas de las mismas ligeramente.

Cola: Plana y más o menos abierta según su tipo de vuelo o posición en el mismo (pausado, alisado, planeo,…) y en algunos casos puntean los bordes.

Patas: Cercanas al cuerpo, guardando una posición aerodinámica y nunca descolgadas.

PUNTUACIÓN POSICIONES EN VUELO

Cabeza       5

Cuello        5

Buche        10

Alas           5

Cola           10

Patas           5

         _____________

   Total        40

 

FAENAS EN VUELO CON PIEZA

Palmeo: Sonido que efectúa cuando sale al vuelo al ver la pieza, cuando señala casa a la misma, cuando ve o descubre la pieza y cuando va a parar con ella en casa o en algún otro sitio, todo esto con más o menos brío según el trabajo que desempeñe.

Los animales alteran este sonido (posición) según el estado de forma de su complexión y su calidad de pluma en ese momento.

Ángel: Se trata de la posición en vuelo acompañado que forma en planeo continuo y con las alas en forma de V parece, más bien, un barco con su quilla, su timón y sus velas, destacando la cabeza y el buche. Esta posición en días de calma y calor les permite, aprovechando las corrientes de aire caliente, incluso elevarse dando así mayor espectáculo a su acompañante y un mejor control del mismo.

Picadas: Situación completamente contraria a la anterior, desaparece el buche, la cabeza como un ariete, las alas semiplegadas y con un descenso más o menos vertical pero muy rápido. En esta posición la pieza suele descentrarse tanto que les sigue siempre o casi siempre por no saber muy bien lo que pasa. En cuanto la altura es mayor, la picada es mas recta y exagerada pareciendo un proyectil y no dando opción a no ser obedecido.

Alisado: Cuando observa una pieza a larga distancia o que se aleja ligera y su destino, la tiene que alcanzar con rapidez, actúa de esta forma para facilitar su trabajo. Cierra la cola, esconde parcialmente el buche, estira el cuello, aprieta la pluma al cuerpo, bracea como los nadadores y muy rápido, no de arriba a bajo; en cuanto la alcanza cambia totalmente y pasa a tomar otra postura.

Postura: Es el vuelo más tranquilo, pausado y lento que efectúa, con numerosos giros de la cabeza para ver si es acompañado por la pieza o seguido por la misma, dando la impresión de un vuelo espectáculo a cámara lenta. En esta posición pausada es cuando efectúa los ochos que comentamos anteriormente; ello es debido a comprobar si la pieza la tiene conquistada y le obedece en todo momento, pasando por encima de casa y alejándose, si es preciso, con el fin de afianzar los lazos de unión con la pieza en cuestión.

Alejamiento: Por el instinto tan desarrollado de conservación y su apego al palomar, es un punto a valorar por que se trata de la capacidad de estos animales de reconocer el máximo de su territorio y distancias en que persiguen a su pieza sin extraviarse, llegando a no poder verlos en el aire y perderlos de vista natural (sin anteojos). Como reto diremos que cuanto más tiempo tiene el palomo en vuelo, más confianza consigo mismo tiene y por lo tanto más capacidad de alejamiento desarrolla con la pieza.

 

PUNTUACIÓN FAENAS EN VUELO.

 

Palmeo               10

Ángel                 10

Picadas               10

Alisado                  10

Postura                   10

Alejamiento            10

                   _______________

   Total                       60

 

DEFECTOS Y PENALIZACIONES

Lo primero y más importante es el pertenecer a la raza, para lo cual como se dijo en los papeles entregados a la Real Federación Española de Colombicultura, tendrán todos los ejemplares que superar el estándar morfológico con un mínimo de suficiente.

Durante las pruebas en vuelo se penalizará todo aquello que no se ciña a su estándar y aparezca como rasgos de ser sinónimo de otras razas: buche, cuello, cola, alas, cabeza, posturas, etc.

Según su edad se valorarán más o menos ciertas características que solo se desarrollan cuanto más vuelo-veteranía es en cuanto se les aprecia mejor.

Los jueces en vuelo y faenas para esta raza, deben de conocer el estándar morfológico bien (jueces de valenciano en sus modalidades de jaula y vuelo) para simplificar más y mejor la evaluación de los mismos.

 

MÁXIMA PUNTUACIÓN EN VUELO

 

POSICIÓN EN VUELO

 

MÁXIMO               40

 

FAENA EN VUELO

 

MÁXIMO                60

 

            TOTAL:         100

 

Planilla de puntuación

Estándar en pdf

 

 

 

 

 

 

 

Imagen: