BUCHON QUEBRADO MURCIANO

 

ORIGEN: Esta raza de palomas es originaria de la Región de Murcia, descendiente directo del Antiguo Murciano del cual se ha venido criando en las ciudades de Mula, Caravaca, Cehegin y Murcia, y actualmente con gran afición y auge en Cartagena.

ASPECTO GENERAL: Es un palomo de tamaño mediano, sus medidas oscilan entre los 19 y los 23 cm. Medidos desde el comienzo de la quilla o esternón al final de la cola. Su aspecto es el de un palomo corto y ancho de pecho, siendo este, aproximadamente algo menor de la mitad de la longitud.

Tiene un arrullo altivo, nunca bajando la cabeza por debajo de la línea de la espalda, se caracteriza por dar unos pequeños saltitos hacia la hembra, pero siempre con un trato meloso y seductor en el cortejo.

CABEZA: La cabeza es “amartillada”, es decir, en forma de cuadrado, descendiendo hasta el pico con una línea continua. La pluma que recubre la cabeza es muy pequeña, fina y aterciopelada.

El ojo es de color anaranjado, excepto en los blancos en que se permite un ojo oscuro, tiene los ojos ligeramente saltones resaltando de la cabeza del palomo al mirarlo de frente o desde arriba, los ribetes son finos y de color acorde con la pluma.

PICO: El pico es fino y mediano debe de continuar la misma línea recta que baja desde la frente y las  carúnculas nasales son poco desarrolladas y lisas, con forma acorazonada.

CUELLO: Es largo acorde con el palomo, erguido, fino y ligeramente tirado hacia atrás, está conformado por plumas muy sueltas y finas, formando una pequeña “chepa” o “gorguera” en su parte posterior, al caer sobre la espalda.

BUCHE: Es mediano y poco colgón, siempre en proporción al tamaño del palomo, siendo más pequeño en las hembras. La conformación de este es la propia de un palomo ligero y volador, es defecto tenerlo descolgado en exceso y arrastrarlo y también inflarlo. Su pluma es muy sedosa y cubre ligeramente los hombros, y debe de tener una ligera tirilla desde el pico hasta la altura de la espalda.

ALAS: Están formadas por plumas de anchura mediana y fuertes, se apoyan sobre la cola y llegan casi al extremo de esta. Es muy importante que el palomo mantenga sus alas juntas y encima de la cola mientras arrulla, es decir que “abroche” las alas sobre la cola, considerándose defecto el que las abra al arrullar.

ESPALDA, ALBARDILLA Y COLA: La espalda es lisa y permanece cubierta por las plumas de las alas, la albardilla es de tamaño en proporción al del palomo, formada de pluma larga, pero esta nunca es abultada, prácticamente no la grifa al arrullar, sólo en la parte más cercana a la cola cuando el palomo arrastra la cola.

La cola debe ser de aspecto corto y de plumas anchas, está bastante cubierta por la albardilla, la medida de la cola debe de ser la de la mitad de la longitud del palomo, tomando la medida desde el nacimiento hasta el final. Por debajo de la cola tiene una gran cantidad de plumas que parece que la aguanten. En el vuelo la lleva semicerrada y llana, y al realizar las “posturas” la abre, la eleva hacia arriba y la arquea ligeramente por los extremos.

PATAS: Son rojas ligeramente amoratadas y descubiertas de pluma, de longitud mediana, siempre en proporción con el tamaño del palomo.

PLUMAJE: En general la pluma está muy pegada al cuerpo, siendo suelta y sedosa en el cuello y buche.

En cuanto a los colores se admiten todos siendo los más frecuentes el blanco y el azul, aunque también son frecuentes los prietos, zarándalos, gabinos, negros, tobis y entreguiados en las anteriores plumas.

VUELO: En el vuelo, es un palomo muy ligero y volador, su vuelo es muy alto y prolongado. En el vuelo el palomo vuela fino sin sacar buche y sin apenas elegancia, cola semicerrada y cuello encogido, pero cuando encuentra una pieza perdida durante el vuelo la empieza a trabajar, alcanzándola y rebasándola, momento culminante de su vuelo, ya que se queda prácticamente parado en el aire, como queriendo llamar su atención, moviendo las alas muy rápidamente y se “quiebra”, estirando el cuello, sacando buche, echando la cabeza hacia atrás, levantando y abriendo la cola hacia arriba al máximo, como si quisiera juntar la cabeza a la cola, exhibiéndose ante la pieza, mantiene la postura unos segundos dejando las alas arriba, descendiendo de altura, y después continúa con su vuelo normal. También puede mostrar esta postura cuando pasa  por encima de su palomar o al rebasar algún palomo de su palomar, pero siempre con menor intensidad que cuando se trata de una hembra o perdida.

DEFECTOS PRINCIPALES:  Cabeza alargada, carúnculas desarrolladas, que arrastre el buche formando calva o que humille al arrullar, que infle el buche, que no se quiebre al hacer la “postura”, que tenga la cola larga, aspecto general demasiado grande, que separe las alas del cuerpo al arrullar, espalda grifada, y cualquiera que contravenga lo dispuesto en este estándar.

Planilla de puntuación

Estándar en pdf

Imagen: